jueves, 19 de febrero de 2015

Gestión sustentable en la organización de eventos

Gestión sustentable 

en la organización de eventos

  
La realización de cualquier evento nos brinda la posibilidad de interrelación entre los seres humanos, motivados por una actividad en común. Su planificación requiere de elementos aislados que al unirse permiten cumplir con el objetivo final; satisfacer las expectativas del asistente. Cada evento será único y tendrá elementos que lo harán irrepetible; ya que podremos planificar un evento similar a otro, pero nunca resultará de la misma manera.
Esta cualidad de irrepetibilidad limita las posibilidades de establecer una norma que unifique la producción de los eventos. Sin embargo los mismos podrían realizarse cumpliendo con parámetros generales que cumplan con algunos estándares internacionales.
Para el año 2005 nace la motivación por parte de un grupo de profesionales en la industria, por realizar prácticas sostenibles. David stubb, propone a La British Standards Institution BSI en el Reino Unido (colaboradores de las normas ISO), un sistema de gestión que promueva el respeto al medio ambiente, la cultura y las prácticas de responsabilidad social empresarial al momento de realizar un evento. Esta propuesta lleva a la creación de BS 8901:2007, que establece las especificaciones para un sistema de gestión de eventos sustentables con orientación para su uso. La misma fue aceptada rápidamente por la industria internacional y comenzó a utilizarse ampliamente en el ámbito internacional.
Para el 2009 la BSI Group y ABNT conjuntamente con la Organización Internacional de Normalización (ISO) presentaron la norma al organismo Nacional de normalización de Brasil. Expertos de las Instituciones nacionales de 25 países y 8 organizaciones industriales con intereses en la sustentabilidad y 10 países observadores, desarrollaron el estandarte publicando en junio de 2012, El Sistema ISO 20121:2012 gestión de Eventos de sustentabilidad.
Su objetivo principal no es lograr la certificación del evento, sino la certificación del sistema de gestión de las organizaciones que se encargan de la producción de los mismos. La norma proporciona una guía que permite identificar el impacto social, económico y ambiental del evento a realizar y muestra al organizador del evento la posibilidad de reducir el impacto, reestructurando estratégicamente los elementos presentes en su planificación. 
Esta reestructura permite que se evalúen con mayor claridad diversos aspectos relevantes como la selección del espacio, utilización de elementos reciclables, utilización de alimentos de estación o propios de la región, promoción de mejoras de calidad de vida, reducción de la huella de carbono, mejoras de control sobre la cadena de suministros, entre otros. De igual modo promover y comunicar el compromiso hacia la sociedad, el medio ambiente y la sostenibilidad. Aumento de la competitividad, generación de empleo y crecimiento de la industria y por último mejorar la reputación con respecto a la política de responsabilidad social  de las organizaciones que gestionan y organizan eventos.
La norma puede ser utilizada en cualquier organización para cualquier tipo de evento, sin importar su magnitud, incluye una guía práctica sobre la comunicación, la planificación, el control operativo, la gestión de la cadena de suministros y su evaluación.
Continuando con el estilo de los juegos olímpicos del 2012, el próximo campeonato del mundo de fútbol Brasil 2014 y de ISO 2021, contará con una estrategia integral de sostenibilidad planificada. La  Fédération Internationale de Football Association (FIFA) estima invertir 20 millones de dólares, con el fin de desarrollar programas ambientales en competiciones deportivas y en directrices internacionales, como ISO 26.000 y Global Reporting Initiative (GRI), que establece las normas para la elaboración de informes de sustentabilidad. Del mismo modo el desarrollo de construcciones de estadios ecológicos, reducción de las emisiones de carbono, gestión inteligente de los residuos, eficiencia energética y la capacitación y entrenamiento de voluntarios, entre otros.